Cómo Hacer un Plan de Marketing (de 1 Sola Página) | Tutorial
- Articles, Blog

Cómo Hacer un Plan de Marketing (de 1 Sola Página) | Tutorial


¡Aloha desde la gran isla de Hawái! ¿Sabías que más de la mitad de las PYMEs arranca su negocio sin hacer un plan de marketing? Si formas parte de este 50%, no te preocupes,
aún estás a tiempo de impulsar el crecimiento de tu negocio y reducir la incertidumbre creando un plan de marketing sólido. Ahora Leah te cuenta cómo hacerlo
con unos sencillos pasos. ¡Aloha! Gracias Kalea, ¡Aloha kolaus! ¿Recuerdas la escena de Alicia en el País de las Maravillas en que
Alicia le pregunta al gato qué camino debe tomar? Gato: Pues depende a dónde quieras ir tú. Alicia: Eso no importa, si tu me dices…
Gato: Entonces… Gato: Realmente no importa el camino que escojas. Este pasaje nos enseña una lección valiosísima:
Saber a dónde queremos ir es necesario para poder llegar y saber cómo hacer un
plan estratégico de marketing nos permitirá descubrir qué camino debemos elegir para
alcanzar nuestro objetivo: ganar y retener clientes. El plan de marketing no ha de ser extenso
ni complicado, al contrario, lo bueno si breve, dos veces bueno. El famoso inventor Leonardo Da Vinci decía:
“La simplicidad es la máxima sofisticación”. Según Steve Jobs, fundador de Apple, “lo
simple puede ser más difícil que lo complejo”. Incluso Albert Einstein se aproximaba a la
idea diciendo que “si no puedes explicarlo de forma sencilla es que no lo has entendido
bien”. ¿Conoces esas 4 letras? El ingeniero aeronáutico Kelly Johnson las
usó en 1960 para remarcar la importancia de la simplicidad. Si aplicas el concepto a tu plan de marketing
podrás redactarlo en una sola página y lograr que represente el 4% de tu esfuerzo, generando
el 64% de los resultados en tu negocio. Para hacer un plan estratégico de marketing
de una sola página, nos basaremos en el modelo propuesto por Allan Dib. Se estructura en las 3 fases del ciclo de
compra de los clientes, para que podamos definir las estrategias que usaremos desde el momento
en que nos descubren hasta que compran y se convierten en fans de nuestra marca. Primera fase. Antes de la compra. El primer paso es encontrar y definir tu público
objetivo. Si diriges tus productos o servicios a un
público general, difícilmente destacarás. Busca un nicho de mercado y conviértete en
un especialista para dominarlo. Por ejemplo, el cliente ideal de esta tienda
de cosmética natural son mujeres de 30 a 55 años con poder adquisitivo medio-alto
y estudios superiores, que se preocupan por su apariencia, el medio ambiente y tienen
hábitos saludables. Quieren mantener su piel joven evitando los
químicos, compran una vez al mes cuando gastan sus productos, residen en las principales
áreas metropolitanas del país y suelen ir a restaurantes vegetarianos y compran por
internet después de consultar revistas y blogs del sector. El segundo paso es construir tu mensaje de
marketing, en base a la información que has recopilado sobre tu público objetivo. Cada uno de tus mensajes debe tener un único
propósito. Si tu objetivo es conseguir que tus clientes
se suscriban para recibir tus productos focaliza todo tu mensaje en la consecución de este
objetivo. Tu mensaje debe dejar claro por qué tus clientes
potenciales deberían comprarte a ti. La gente no desea tu producto o servicio,
sino lo que éste les permitirá conseguir, por eso Microsoft no vende simplemente software. Vende “medios que hacen a las personas más
productivas”. Tu mensaje también debe adaptarse al medio
que lo contiene. Por ejemplo, esta compañía de seguros para
granjeros ha creado un anuncio en Instagram con un mensaje basado en un meme, propio del
lenguaje utilizado en redes sociales. En cambio, en su anuncio de Google, su mensaje
se ciñe a resaltar los beneficios de sus seguros para llegar de una forma más directa
a las personas que buscan sus servicios. El tercer paso es seleccionar los medios o
canales que usarás para llegar a tus clientes potenciales, según el producto o servicio
que quieres vender, su precio y su distribución. Por ejemplo, esta tienda de electrodomésticos
online quiere aumentar sus ventas de smart TVs de gama alta. Como es un producto de precio elevado, puede
permitirse invertir en publicidad con menor riesgo de obtener un retorno negativo. Sabe que sus clientes potenciales suelen buscar
su producto en Google, por lo que elige Google Ads como uno de sus canales de marketing. Segunda fase. Durante la compra. El 96% de los visitantes que llegan a tu web
no están preparados para comprar inmediatamente. Por eso, el cuarto paso es definir tu sistema
de captación de clientes potenciales. Si logras que un cliente potencial te facilite
su información de contacto, podrás cultivar una relación con él y lograr que se convierta
en cliente cuando se sienta preparado para comprar. Por ejemplo, puedes ofrecer un eBook o una
guía gratuita en tu web con información útil relacionada con tu producto o servicio,
que tus clientes potenciales pueden descargarse a cambio de escribir su email, también un
periodo de prueba o una asesoría gratuita, cupones y descuentos o incluso organizar un
concurso en redes sociales. El quinto paso es definir tu estrategia de
comunicación con tus clientes potenciales. Ahora que ya tienes sus datos de contacto,
envíales contenido de valor, como información relevante sobre tu industria, consejos sobre
cómo sacar el máximo partido a tu producto o servicio o algún descuento especial. El sexto paso es definir tu estrategia de
conversión. Debes ofrecer un entorno de compra que transmita
confianza, para que tus clientes potenciales acaben convirtiéndose en clientes. Asegúrate de tener un nombre de dominio propio
y muestra los datos de contacto de tu empresa en tu web. Ofrece una garantía específica para evitar
la incertidumbre y muestra como máximo dos planes de precios para no saturar al usuario. Tercera fase. Después de la compra. Una vez tus clientes potenciales se han convertido
en clientes tu objetivo será convertirlos en fans de tu marca. Por eso, el séptimo paso es definir cómo
ofrecerás la mejor experiencia del mundo. La primera clave está en vender lo que tus
clientes quieren, pero también lo que necesitan. Por ejemplo, tus clientes quieren la mochila
antirrobo más resistente del mundo, pero también necesitan que tenga una estética
bonita y que sea fácil de abrir y cerrar. La segunda clave está en la innovación. Por ejemplo, Ikea vende muebles, pero ofrece
a sus clientes potenciales la posibilidad de descargarse una aplicación en la que además de ver su catálogo de muebles, pueden ver cómo encajarían en sus espacios domésticos. Puedes vender un producto ordinario pero innovar
en la forma en la que estableces su precio, lo distribuyes, lo empaquetas o lo promocionas. El octavo paso es definir cómo incrementarás
el valor de por vida de tus clientes. Según el principio de Pareto, el famoso filósofo
del siglo XIX, el 80% de tus ingresos provienen del 20% de tus clientes. Se trata de identificar quiénes son los clientes
que aportan más valor a tu negocio e incrementar este valor. Algunas estrategias para conseguirlo son:
Aumentar tus precios dando una razón a tus clientes, usar estrategias de upselling para
inducirles a comprar artículos o packs más caros, u ofrecerles un plan de suscripción
para que reciban tus productos periódicamente o usen tus servicios sin preocuparse por volver
a contratarlos. Eso sí, debes analizar mensual o semanalmente:
el número de clientes potenciales que has conseguido registrar en tu base de datos,
el porcentaje de clientes potenciales que has logrado convertir en clientes, lo que
tus clientes suelen gastarse cuando compran tus productos o servicios y
cuánto debes facturar para hacer frente a tus costes. Solo así podrás saber qué estrategias están
siendo efectivas y cuáles debes eliminar. El noveno y último paso consiste en definir
tu programa de recomendaciones. El 92% de los consumidores sigue recomendaciones
de personas que conoce, por eso es efectivo pedir a tus clientes que recomienden tu producto
o servicio a cambio de un incentivo, que puede ser un un descuento o una mejora en las características
del servicio que han contratado. Ahora ya sabes cómo hacer un plan estratégico
de marketing, para impulsar el crecimiento de tu empresa. ¡Aloha!

About Ralph Robinson

Read All Posts By Ralph Robinson

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *